La explotación laboral del siglo XXI

Compartir:

¿Qué es la explotación laboral en el siglo XXI? ¿Sigue existiendo? ¿Es solo algo de los sectores no cualificados?

Lamentablemente, la explotación laboral sigue existiendo en el siglo XXI, y lo podemos ver en todos los sectores, desde Director Ejecutivo a peón agrícola.

Podríamos pensar que la explotación laboral es cosa del pasado, donde algunas personas servían a otras bajo unas condiciones denigrantes y que atentaban contra la libertad individual, pero nada más lejos de la realidad actual.

Cuando hablamos de jornadas inacabables, horas extras no pagadas, control a través del medio, disponibilidad 24/7 para una empresa renunciando a tu tiempo libre, de descanso, y vida privada, puestos de trabajo sin cumplir normativas de salud laboral, condiciones contractuales ilegales.

Todos los abusos que cometa el empleador sobre el empleado, como trabajar bajo una condiciones de amenaza o percibir un salario que no se corresponde con la responsabilidad, esfuerzo y horas de trabajo.

La explotación laboral va más allá de ofrecer un mal salario (aunque es un indicativo) y precarias condiciones de trabajo, también implica una serie de aspectos sociales, económicos, morales, físicos y mentales que afectan a los individuos, sin que las empresas ofrezcan, en gran numero de casos la indemnización correspondiente.

Genera un tipo de dominación de parte del jefe hacia el empleado, la cual se puede generar a partir de amenazas tras diversos mecanismos a los que el empleado es vulnerable.

Se puede considerar que la explotación laboral es consecuencia de un modelo económico en crisis, cuanta mayor necesidad de trabajo tenga la sociedad más podrán darse estos abusos en el ámbito profesional.