Qué hacer ante un accidente laboral

Tanto la empresa como el trabajador deben saber cual es el procedimiento a seguir en caso de que se produzca un accidente de este tipo. Este procedimiento variará en función de la gravedad del accidente ocurrido.

La empresa está obligada a ofrecer a sus trabajadores, asistencia médica en caso de que sufran un accidente de trabajo, para ello debe tener concertado este servicio en una mutua colaboradora o proporcionar ella misma esta asistencia. 

  • Si se produce en la empresa un accidente de trabajo leve como un corte poco importante o una pequeña caída, será más que suficiente atender al trabajador con un botiquín de primeros auxilios que le suministrará la propia mutua a la empresa.
  • En caso de que el trabajador necesite asistencia médica, la empresa debe cumplimentar un volante de asistencia y dárselo al trabajador o a su acompañante para que pueda atenderle un médico en la mutua. En dicho volante, la empresa da fe de que se ha producido el accidente en el trabajo. Los volantes también deben ser suministrados por la misma mutua.
  • Cuando el trabajador sufra un accidente laboral y requiera asistencia médica urgente,  si el centro de salud de la mutua está cerrado o está lejos, es necesario llamar al teléfono de emergencias que es el 112 o trasladar al trabajador al centro sanitario de urgencias más cercano, haciendo constar que es un accidente de tipo laboral. La empresa comunicará a la mutua el accidente ocurrido para que ésta haga el seguimiento del paciente lo antes posible.

Cuando un trabajador recibe asistencia médica puede pasar tres posibles situaciones:

  • Que reciba la baja médica, y por tanto se encuentre en una situación de incapacidad temporal. En este caso, el trabajador no puede trabajar.
  • Cuando el trabajador no recibe la baja médica tras el accidente laboral y puede reincorporarse a su puesto de trabajo. En esta situación, la empresa o su gestor deberá comunicar a la autoridad laboral competente el accidente ocurrido dentro de los 5 primeros días naturales del mes siguiente al del accidente.
  • Si el accidente es grave o muy grave y ha provocado que el trabajador ya no esté capacitado para volver a trabajar nunca más, y recibe la incapacidad permanenteTambién puede ocurrir que provoque la muerte del trabajador. En ambos casos, la empresa o su gestor deberá comunicárselo a la autoridad laboral en las siguientes 24 horas al accidente.