MOSTRAR EL SALARIO EN UNA OFERTA DE EMPLEO: SI Vs NO

 

¿Cuántas ofertas de empleo vemos publicadas todos los días, y no sabemos a que rango salarial están enfocados? Nos pueden gustar mucho las funciones, la empresa, pero no tenemos conocimiento de si las expectativas salariales nuestras están a corde con lo que pretende retribuir la empresa … y en algunas ocasiones podemos optar por no inscribirnos, ya que tampoco queremos empeorar nuestra condición salarial.

De esta manera la empresa, puede estar dejando escapar un posible candidato que se ajuste perfectamente a la necesidad.

Algunas empresas ya algunos reclutadores, consideran que mostrar el salario es dar demasiada información de la posición. También se busca al candidato que no valore tanto el salario como el puesto, las funciones, o el crecimiento profesional que esa oportunidad laboral le puede aportar. Para este punto en concreto considero que debes de encontrarte en un momento determinado de tu carrera profesional, teniendo en cuenta que una profesión es un aprendizaje continuo.

Sin embargo, es crucial, para despertar el interés de los candidatos mostrar el salario. La mayoría de las personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo, lo hacen para mejorar sus condiciones laborales, bien sea tema salarial, estabilidad, contractual, ambiente de trabajo, etc. … por lo que, publicando el salario desde un inicio, evitamos que se nos masifique la publicación con personas que realmente no van a estar interesadas en cuanto lleguemos al punto salario.

Publicando el salario logramos hacer una primera criba, las personas que no están interesadas en esa banda salarial o en ese salario inicial, directamente no se inscriben.

Además, aporta otros beneficios para la empresa a nivel interno.

  1. Transparencia salarial dentro de la empresa.

Si un trabajador de la empresa ve que se esta publicando una vacante, para ser su compañero, directamente puede el mismo comparar si el salario que se pretende pagar a la nueva incorporación y que salario tiene la posición que va a ocupar la nueva persona. Fomentas que no sea un tabú el salario entre compañeros, por problemas de desigualdades.

  1. Agilidad en el proceso.

Es una ventaja para el candidato, ya que sabe a que se esta ciñendo cuando se inscribe a una oferta, que no va a poder aspirar, ni más ni menos. Ese es el salario que la empresa ha decidido asignar a la posición, y es un punto muy favorable que las personas sepan a que atenerse desde el momento de la inscripción, y así nos evitamos que algunos candidatos decidan retirarse del proceso selectivo, por no ser un salario competitivo para sus expectativas salariales.

  1. Más inscripciones y personas comprometidas.

El salario es uno de los factores que más se valoran en el ámbito profesional para inscribirse en una oferta laboral, por eso considero que es importante darle visibilidad. Además como he estado diciendo todo el tiempo, las personas saben a que atenerse, por lo que si están conformes con el salario desde el inicio, lo estarán hasta el final, y este no será un motivo por el que no quieran continuar.

  1. Mejora la calidad de la entrevista.

Una de las mentiras más populares en una entrevista de trabajo, es nuestro salario actual. Los candidatos tienden a engordarlo, para que el salario que se les proponga, aun con negociación por parte de la empresa, les resulte atractivo. Y en algunos sectores, y en algunas ocasiones esta hinchazón salarial puede ser tan alta, que realmente puede quedar fuera de los márgenes de la empresa, y el candidato ser descartado, cuando en realidad se habría amoldado al salario propuesto inicialmente por la empresa.

Por culpa de la precariedad laboral, entre otros factores, y por miedo a no estar bien remunerados, cuando no vemos el salario “tiramos por lo alto”.

Publicando el salario que vamos a ofrecer, nos evitamos que el candidato que se postule, se salga de nuestro rango salarial, y si realmente va a tener una mejora, nos lo dirá , será más sincero a la hora de tratar este punto de la entrevista.