PERMISO POR FALLECIMIENTO DE UN FAMILIAR.

Un fallecimiento de un familiar es una situación de la vida que tarde o temprano a todos nos pasa. Son unos momentos en los que queremos prestarnos apoyo entre la familia y tampoco estamos en condiciones para acudir a nuestro puesto de trabajo.

Cuando esta situación se presenta, la ley la contempla, y nos da derecho a solicitar un permiso retribuido. Está recogido en el Estatuto de los Trabajadores artículo 37.3:

“El trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:

b) Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.”

¿Qué es el grado de consanguinidad o afinidad?

Como habéis podido leer, el grado de consanguinidad o de afinidad con la persona fallecida es fundamental. Para este tipo de permiso únicamente quedan recogidos los familiares de primer grado y segundo grado.

Cuando nos referimos a consanguinidad, nos estamos refiriendo a familiares directos. En cambio, cuando hablamos de afinidad es la familia política.

A continuación, os muestro  donde queda recogida de manera muy visual que miembro pertenece a qué grado.

Familiares de primer grado:

  • Padres
  • Hijos
  • Cónyuges
  • Suegros

Familiares de segundo grado:

  • Hermanos
  • Abuelos
  • Nietos
  • Cuñados

¿Cuántos días me corresponden de permiso por fallecimiento de un familiar?

Tal y como está recogido en el Estatuto de los Trabajadores es de 2 días naturales, y de 4 días en caso de desplazamiento, (entendemos por desplazamiento cambio de ciudad).

Todo esto en caso de que nuestro convenio colectivo no indique otro número de días, recordando que únicamente puede ser igual o en beneficio al trabajador, NUNCA, puede verse reducido este número de días.

¿Cuándo empiezan a contar los días de permiso por fallecimiento?

El permiso empieza a contar desde el momento en que sucede el fallecimiento. Esto quiere decir que, si nos llaman al trabajo para darnos la noticia, podemos perfectamente abandonar nuestro puesto de trabajo para ausentarnos.

¿Y si sucede en fin de semana o festivo?

Realmente esto es motivo diferentes posturas contrapuestas, sobre días naturales, días hábiles. Teniendo en cuenta que hay sentencias de Tribunal Supremo Sala de lo Social, de 2018 indicando que es un permiso para días laborables efectivos y que por ello es retribuido, yo coincido con esta sentencia. Considero que, para un día festivo, o no laboral (fin de semana por ejemplo para los que no trabajen en fin de semana). No tendrían necesidad de solicitarlo por que no les afectaría. Pero si, se puede solicitar y los dos días siguientes laborables están recogidos como permiso retribuido.

¿Cómo debo solicitar este permiso?

Como siempre, recomiendo comunicar de la situación a la empresa por escrito, preferiblemente por correo electrónico, en una manera inicial a los responsables directos y siempre al Departamento de RRHH.

Una vez pasados estos días, indistintamente si lo solicitan o no, también aconsejo presentar un certificado de defunción, donde además si hemos utilizado 4 días se puede ver que es por motivo de un cambio de ciudad. Si en algún momento te solicitan también que demuestres el grado de consanguinidad o afinidad, recuerda que siempre puedes hacerlo con el libro de familia.

Recuerda que la empresa en ningún momento puede negarse a conceder este tipo de permiso ya que es un Derecho del trabajador y está recogido por la ley.

¿Puedo solicitar el permiso si mi pareja y yo no estamos casados?

Lamentablemente no, en este caso te recomiendo que, ya que no te corresponde este tipo de permiso retribuido, hagas uso o bien de tus días de asuntos propios o de vacaciones, ya que la ley únicamente contempla las relaciones en las que exista matrimonio.

Todo esto es así siempre y cuando tu convenio colectivo no recoja otras situaciones en beneficio de sus trabajadores.