REDUCCION DE JORNADA LABORAL.

A veces puedes haber pensado en una reducción de jornada, esto no quiere decir hacer media jornada. Una reducción de jornada es como mínimo de 1/8 de jornada y como máximo de ¼ de la jornada.

La reducción de jornada por el cuidado de hijos o por el cuidado de un familiar, es un derecho reconocido legalmente por el Estatuto de los Trabajadores a todos los trabajadores, tanto hombres como mujeres.

Para poder disponer de una reducción de jornada, tienen que darse una serie de circunstancias personales, no puede ser por capricho del trabajador. Estas causas están recogidas en el Estatuto de los Trabajadores artículo 37.5:

1. Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de 12 años o a una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida.

2. Quien se encargue del cuidado directo de un familiar, hasta el segundo grado de consanguinidad (abuelos, hermanos o nietos) o afinidad (abuelos del cónyuge, hermanos del cónyuge), que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, y que no desempeñe actividad retribuida.

3. El progenitor, adoptante o acogedor de carácter preadoptivo o permanente para el cuidado, durante la hospitalización y tratamiento continuado, del menor a su cargo afectado por cáncer (tumores malignos, melanomas y carcinomas), o por cualquier otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración y requiera la necesidad de su cuidado directo, continuo y permanente, acreditado por el informe del Servicio Público de Salud u órgano administrativo sanitario de la Comunidad Autónoma correspondiente y, como máximo, hasta que el menor cumpla los 18 años. Por convenio colectivo, se podrán establecer las condiciones y supuestos en los que esta reducción de jornada se podrá acumular en jornadas completas.

4. Las trabajadores víctimas de violencia de género con la consiguiente disminución proporcional del salario, o en su caso, con derecho a la reordenación del tiempo de trabajo.

¿Cómo solicitar la Reducción de Jornada a mi empresa?

Como todas las peticiones que se realizan a la empresa, debe de ser formal y por escrito. Recomiendo en un inicio dirigirnos a RRHH y presentarles el escrito, es recomendable que nos den una copia firmada y sellada, pea tener garantías de que ha sido presentado. En caso de que no sea posible este procedimiento en tu empresa, deberás recurrir a enviar un Burofax. El Burofax, es una garantía legal donde refleja de manera fehaciente que lo hemos comunicado en tiempo y forma, y que realmente llega a su destinatario.

¿Qué hay que tener en cuenta para solicitar la Reducción de Jornada?

Deberemos de exponer y acreditar (siempre me gusta acreditar todo lo que se dice), la situación por la que solicitamos la reducción de jornada.

También es muy importante el tema del horario. Inicialmente el horario que vayamos a escoger debe de estar dentro de nuestra jornada habitual de trabajo, PERO. Realmente existe jurisprudencia donde el trabajo ha podido tener un horario fuera del habitual de trabajo, en base al derecho de conciliación de vida laboral y familiar. Si tenemos que ceñirnos a un horario complicado por el cuidado de la persona que vamos a atender, recomiendo primeramente hablarlo con la empresa, pero si que es factible.

¿Cuánto voy a cobrar durante la reducción de la jornada laboral?

Tu jornada laboral se ve reducida, y por consiguiente, tu salario también. El salario será reducido en manera proporcional a la jornada dejada de trabajar, existiendo algunos conceptos salariales que no se deben reducir.

 

El despido mientras se disfruta de la reducción de jornada es nulo de pleno derecho según el artículo 55.5 b) del Estatuto de los Trabajadores:

Será nulo el despido que tenga por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley, o bien se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador. Será también nulo el despido en los siguientes supuestos El de las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del período de suspensión a que se refiere la letra a), y el de los trabajadores que hayan solicitado uno de los permisos a los que se refieren los apartados 4, 4 bis y 5 del artículo 37, o estén disfrutando de ellos, o hayan solicitado o estén disfrutando la excedencia prevista en el apartado 3 del artículo 46; y el de las trabajadoras víctimas de violencia de género por el ejercicio de los derechos de reducción o reordenación de su tiempo de trabajo, de movilidad geográfica, de cambio de centro de trabajo o de suspensión de la relación laboral, en los términos y condiciones reconocidos en esta Ley.

Cualquier despido mientras se disfrute de la reducción de jornada será calificado como nulo, condenando a la empresa a readmitir al trabajador o la trabajadora en su actual puesto de trabajo en las mismas condiciones.

¿Me pueden denegar la reducción de jornada?

No, siempre y cuando sea por uno de los motivos expuestos anteriormente. Dispones de 20 días hábiles para presentar demanda en el Juzgado de lo Social en caso de que te denieguen la reducción de jornada, como hemos dicho anteriormente es un Derecho del Trabajador recogido en el Estatuto de los Trabajadores.

Además, este procedimiento está exento del acto de conciliación, y el proceso de juicio es mucho más breve que muchos otros procedimientos. Hablamos de plazos de vista de 5 días desde la admisión de demanda, y sentencia dictada en plazo de 3 días.

¿Cómo solicito la reincorporación a tiempo completo?

Nuevamente deberás de ponerte en contacto con tu empresa, y solicitarla con un plazo de 15 días previo a la finalización del periodo de jornada reducida. Reincorporación con las mismas condiciones previas a la reducción.