LA ROTACIÓN LABORAL.

Se le llama rotación laboral, cuando una empresa tiene idas y venidas de trabajadores. Incluso solo a las marchas de empleados.

Teniendo en cuenta esto tenemos dos tipos de rotación en las empresas:

· Voluntaria: cuando un trabajador por iniciativa propia abandona una empresa, por el motivo que sea, habitualmente por que ha encontrado una oportunidad laboral con mejores condiciones, asociado a categoría profesional, flexibilidad y salario.

· Involuntaria: esto sucede en empresas donde tienen índices de contratación más elevados en determinadas épocas del año, por su sector, nivel de producción, etc .. influyendo estos aspectos en las empresas, siendo innecesario personal en determinadas temporadas del año y se ve forzada a los despidos. O bien por que la empresa ha realizado reestructuraciones de personal, y es una rotación que no es decisión del propio trabajador.

Si las empresas tienen una rotación de manera voluntaria por parte de los empleados, tiene un serio problema, tiene un problema de marca, no es una referencia de calidad para los empleados, y lo que les ofrece es mejorable, y no les satisface.

Que una empresa tenga altos índices de rotación voluntaria, es totalmente perjudicial, ya que no llega a tener nunca trabajadores formados, cuando una persona llega a conocer su puesto de trabajo y sus funciones, es decir, cuando realmente empieza a ser productiva se marcha por voluntad propia porque está insatisfecho.

¿Qué factores influyen en que una empresa tenga altos índices de rotación?

Un mal clima laboral:

Que los trabajadores no tengan una buena relación entre compañeros, es uno de los agravios más importantes que tiene esta situación, ya que pasamos muchas horas en nuestro puesto de trabajo con nuestros compañeros y si las relaciones no son buenas, no estamos cómodos cuando salimos de casa y nos vamos a trabajar. Así que el trabajador se ve forzado a buscar su bienestar y buenas relaciones en el trabajo en otras empresas, con un cambio de aires.

Un mal responsable:

Directamente, conocido como “un mal jefe”, realmente puede hacer la vida imposible a un empleado. Cuando una persona que no tiene las habilidades sociales y personales necesarias para el puesto que ocupa puede repercutir en las personas que tiene a su cargo, creando un malestar. Además, también hay responsables que pueden no realizar una correcta supervisión del trabajo y de las personas que tiene a su cargo, creando además de un mal ambiente laboral, problemas y conflictos que pueden derivar en un despido del empleado.

La falta de crecimiento personal y profesional:

La falta de oportunidades dentro de la empresa, las nuevas generaciones venimos pisando fuerte, y podremos entrar como becarios en una empresa, podremos ser milesuristas un tiempo, pero por serlo una vez, no quiere decir que nuestra intención sea serlo toda la vida, ya que para algo somos la generación más preparada de los tiempos. Las empresas que, aunque te ofrezcan estabilidad laboral, no son condiciones de calidad. Por lo que el trabajador se ve forzado a su marcha, en búsqueda de un empleo digno, y acorde a sus capacidades.

Malas condiciones laborales:

Si, desde RRHH, tema salario está visto como tema Tabú. En una entrevista de trabajo, tiene que existir la motivación por el crecimiento profesional, por las funciones que vas a desempeñar, por el cargo que vas a ocupar, y todo lo que supone. Pero el salario es un misterio hasta el final de la entrevista … A mi personalmente eso no me gusta. El salario es la manera de reconocer al trabajador su puesto, su productividad, y su valía. Cuando ofreces un salario x, esperas unas cosas de un trabajador, y si te postulas a un puesto de Astronauta para cobrar como un becario … debes de saber que esa empresa directamente no interesa a casi nadie … Un trabajador es una persona adulta, todos debemos de ser conscientes que cuando recibimos una retribución es acorde a un puesto, y también que se esperan unos objetivos y unas metas de nosotros que debemos de cumplir para demostrar diariamente nuestra valía.

Tener a trabajadores infravalorados salarialmente, y en condiciones inestables laboralmente, provocas la fuga del personal en la empresa, generando unos índices de rotación muy elevados, además de ser la esencia de un mal clima, y malestar en la organización.

Factor Psicosocial de la rotación:

La pérdida de una persona en el equipo. ¿Cómo se queda ese grupo de personas después de la marcha de un compañero?, un compañero se puede convertir en un mano a mano, luchador de batallas diarias, y cuando se marcha por voluntad propia, suele ser “ por que esta quemado”, y los que se quedan han visto cómo esa persona se ha ido quemando día a día, cómo ha ido luchando contra viento y marea hasta llegar a un estado donde ha tenido que decidir marcharse de su empresa por su propio bienestar. Y lo peor de todo es el pensamiento que todo eso genera … “ahora me toca a mi pasar por donde ha pasado él/ella”.

Desde luego, la empresa es la más perjudicada de la rotación, y no fideliza con los trabajadores en absoluto, crea un deterioro a su marca como organización, y ahuyenta al talento, además de los costes asociados de esta rotación.

¿Realmente vale la pena tener mal a los empleados?