LA EMPLEABILIDAD EN LOS MAYORES DE 50.

La sociedad envejece, el incremento de la alta esperanza de vida, la baja natalidad, son factores muy presentes en nuestro país, donde nos estamos encontrando un país envejecido.

En el ámbito laboral, a esta problemática debemos añadirle la gran fuga de talento que hemos tenido en los últimos años, la gran mayoría de personas jóvenes y emprendedoras que han hecho una exitosa carrera profesional fuera del país, y las opciones de regreso no son muy claras.

Las mujeres son las que se reincorporan en el mundo laboral a edades más avanzadas con mayor facilidad que los hombres. Las situaciones personas son muy diferentes, y afectan a la empleabilidad. Además, las instituciones públicas están contribuyendo cada día más en aumentar los datos de empleabilidad de los colectivos con dificultades de inserción en el mundo laboral, tanto de personas mayores de 45- 50- 55 años, como de mujeres, ofreciendo reducciones o bonificaciones en las contrataciones.

RETICENCIA A LA CONTRATACIÓN DE PERSONAS MAYORES DE 50.

Evidentemente es como en todo, siempre hay sectores y sectores, de un modo más genérico, de los sectores más habituales que podemos encontrarnos a pie de calle, los empresarios son más reticentes a la hora de contratar a este colectivo. Además, disponemos de una serie de tópicos, que son prejuicios, a los que tienen que enfrentarse estas personas mayores de 50 años para la búsqueda de empleo.

· Una sobrecualificación para el puesto y el temor de las empresas a que exija una remuneración acorde con la experiencia que no pueden pagar, además de una garantía de estabilidad, (desafortunadamente, la estabilidad laboral no esta de moda, y épocas anteriores, la experiencia profesional que aportaba una persona era remunerada).

· En otros casos se pone en cuestión la capacidad para adaptarse al puesto. Muchas veces se les supone una formación obsoleta y poco actualizada con las novedades del sector, especialmente en todo lo que tiene que ver con la digitalización de procesos, además de una escasa formación en habilidades tecnológicas.

· Otro de los prejuicios son la menor disponibilidad de horarios y la resistencia para viajar porque la mayoría han adquirido responsabilidades familiares, este prejuicio se potencia todavía más en el caso de las mujeres.

EMPLEABILIDAD EFECTIVA EN MAYORES DE 50.

Teniendo en cuenta con las barreras que se enfrenta día a día este colectivo, la sociedad debe de sensibilizarse, ya que todos nosotros vamos a cumplir los 50, los millenials también seremos cincuentones en veinte años, y veremos que nivel de avance tenemos en ese momento y por donde andará la generación Z.

Las personas mayores de 50 adquieren un mayor grado de compromiso con las empresas que les dan la oportunidad de seguir en el mundo laboral, y eso les supone

una motivación para poder adquirir nuevas destrezas y conocimientos. Son personas con una mayor estabilidad emocional (normalmente), y hay muchas carreras profesionales que es en este momento cuando se es un Senior Consolidado.

Según una reciente encuesta de Fundación Adecco, realizada con este colectivo, tienen una problemática en cuanto a estrategia en la búsqueda de empleo. Por ejemplo, el 67% responde que su CV ocupa más de dos páginas, cuando lo recomendable es que no las excedan o incluso que se resuma en una. Su edad les hace enfrentarse con inseguridad a las entrevistas porque temen que sea determinante en su contra durante el proceso de selección. Solo el 26% utiliza las redes sociales para buscar trabajo o tiene perfiles específicos como LinkedIn.

Por lo tanto, para poder adoptar una estrategia todos los candidatos mayores de 45 años deberían tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Reinventarse o morir: Y tanto que es así, sacarse nuevas certificaciones, un máster para actualizarse en tu sector, incluso un curso avanzado de Excel, son cosas fundamentales para poder estar al día y poder competir en la búsqueda de empleo.
  • Participar en ferias de empleo: La búsqueda activa de empleo, no se hace únicamente a través de los portales de empleo, ya no se hace como antiguamente de ir a dejar el cv en mano en la empresa que nos gusta. Ahora se realizan desde multitud de organizaciones Ferias de Empleo en las ciudades, donde participan una gran cantidad de empresas en búsqueda de talento, es un buen momento para darte a conocer.
  • Un cv centrado en tus habilidades: Si profesionalmente queremos enfocarnos en un área es requisito enfocarlo por ese camino. Redactar el CV resaltando las habilidades y logros conseguidos en una larga trayectoria profesional, es un acierto ya que nos presentamos como profesionales exitosos y mostrando lo que sabemos hacer, antes de una primera llamada de un recruiter.
  • Hacer uso de las redes sociales: Linkedin es la red social por excelencia, donde miles de reclutadores la utilizan a diario, en búsqueda del perfil idóneo para esa posición que nunca sale a la luz, ni se publica en portales de empleo, ni nadie sabe de ella, ya que se gestiona en oculto desde la misma empresa.
  • Formación: Bien porque el sector al que se dedicaban ya no tiene capacidad para absorber puestos de trabajo y necesitan reinventarse o porque ha sufrido una revolución tecnológica, el imperativo es formarse y actualizar conocimientos. Hay que estar dispuestos a adquirir formación. No serán los únicos. La formación a lo largo de la vida ya comienza a ser lo habitual en muchas profesiones