Ghosting el candidato fantasma

Cada vez más a los Recruiters nos está pasando un fenómeno con los candidatos de Ghosting.

Llevamos un proceso de selección completo, donde tenemos contacto con el candidato, tanto presencial como telefónico, es el candidato ideal que deseamos que se incorpore con nosotros en la compañía, pero el día de la incorporación esta persona no aparece.

De repente, el candidato deja de contestarnos los mails, y de atendernos las llamadas, y nunca más volvemos a saber de él.

Un candidato que nos dice adiós de esta manera tan silenciosa e inesperada, en el departamento causa una gran repercusión muy perjudicial, ya que vamos a tener que reactivar toda una selección para un puesto que ya teníamos a una persona lista para incorporar.

Esta práctica es común y sus efectos pueden dañar tanto la imagen de la persona como los procesos y tareas de la organización.

Razones del ghosting en los candidatos

  1. La tasa de desempleo es baja. Esto se da en los sectores en que hay mucha demanda laboral y poca oferta, por lo que los candidatos se pueden permitir el marcharse a una oferta más tentadora, con mejores condiciones, o que les ha parecido más interesante sin dar ningún tipo de explicación, ya que se encuentran en un sector con mucha demanda.
  2. El candidato perdió interés durante el proceso. La pérdida de interés puede ocurrirle a cualquier candidato. Pueden perder el interés si durante el proceso no se sintieron guiados, no hubo buena comunicación con el Recruiter o no estaban claros sobre los pasos que debían seguir ni el tiempo que les tomaría. También pueden perder el interés si durante el proceso deciden investigar sobre la compañía y lo que encuentran en internet no es la imagen de una compañía en la que le gustaría trabajar. Incluso pueden perder el interés si durante el proceso se dan cuenta que los beneficios que recibirán al trabajar contigo se limitan solo a un buen salario.
  3. Cambios generacionales. Tenemos que tener en cuenta que estamos ante una nueva generación que esta ya integrada en el mercado laboral, y estas nuevas generaciones algunos no tienen la misma forma de comunicación que sus antecesores. También puede ser que estemos ante una persona con falta de profesionalidad, y por ello decide simplemente desaparecer.

Medidas para evitar el ghosting

  1. Debemos de tener una clara imagen para que los candidatos puedan localizarlos con facilidad en las redes sociales, ser marca empleadora de confianza.
  2. Lograr tener una comunicación efectiva con el candidato, hacerle un buen seguimiento en todo momento, con consistencia, que vea que el reclutador está pendiente de él y de su candidatura en el proceso.
  3. Oferta de beneficios específicos que hacen distinta la compañía. Detalles que hay que compartir para que se sepa cuál es la cultura empresarial.
  4. Las contestaciones siempre deben de ser personalizadas para nuestros candidatos.
  5. Ser una opción atractiva para los candidatos que queremos atraer.
  6. Busca acuse de recibo con el candidato, SIEMPRE. Valida cada comunicación que tengas con el candidato. Lleva registro de todo lo que se hable, ya sea a través de llamada telefónica o por correo electrónico. Asegúrate de que el candidato esté contigo durante todo el proceso, al tanto de lo que sucede y de los pasos que están ocurriendo.