La baja voluntaria

La baja voluntaria: Si nos encontramos trabajado, pero aún así estamos en búsqueda activa de empleo, cuando hemos encontrado el trabajo deseado y nos disponemos a iniciar los pasos para hacer el cambio, el primer paso es El Preaviso, en nuestra empresa, para causar una baja voluntaria.

Normalmente son de 15 días naturales, pero todo dependerá del tipo de convenio al que estemos sujetos y de si tenemos alguna cláusula de compromiso especial con nuestra empresa, por lo que en algunas ocasiones puede ser más tiempo.

También es de entender, que cuanto de mayor responsabilidad sea nuestro puesto, más funciones y de mayor complejidad deberá desarrollar nuestro nuevo sustituto, y encontrar a esta persona no siempre es tarea fácil y rápida.

El preaviso es una formalidad, una cortesía que tenemos como trabajadores con nuestra empresa, ya que la pérdida de un trabajador normalmente supone un grave perjuicio, ya que nuestras tareas y responsabilidades de la noche a la mañana se quedan sin responsable que las gestione.

Por este motivo el empresario puede descontar del finiquito los días que restan hasta cumplir con el plazo legal para preaviso.

A pesar de ser un gesto de cortesía por parte del trabajador, marcharse sin dar este preaviso, deja un mal recuerdo en la organización, no es una salida recomendada, ni de buenas maneras, en el sector laboral en el que nos dediquemos seguramente será un círculo cerrado de profesionales, y prácticamente nos conoceremos todos.

Lo recomendable es hacer un escrito donde se informe de la intención de causar baja en la empresa.

En el documento no es necesario explicar los motivos, en algunos casos es por un cambio de puesto de trabajo, pero los motivos pueden ser diversos y totalmente personales, porque se quiere ir al extranjero, porque quiere tomarse un año sabático, se siente infravalorado y está harto, le ha tocado la lotería, etc., es decir, el trabajador no tiene que justificarse ante la empresa, decide marcharse y punto final.

Dar un preaviso en una empresa, desencadena en una baja voluntaria, finalizamos nuestro contrato por decisión propia en una fecha determinada.

Algo que tener en cuenta es que si se procede a la baja voluntaria de un trabajo no se tiene derecho a la prestación por desempleo (paro) ya que es condición indispensable haber perdido de forma involuntaria el empleo, aunque existen algunas exenciones como ser víctima violencia de género o la ubicación de la empresa en otra provincia, siendo estos motivos ajenos al trabajador.

¿TENEMOS QUE DAR UN PREAVISO DE 15 DÍAS SIEMPRE?

No siempre estamos obligados a dar el preaviso en nuestra empresa.

  • Cuando el trabajador está en el periodo de prueba puede avisar de un día para otro que se marcha.
  • Cuando está con un contrato temporal de menos de un año, al finalizar este contrato, si el trabajador no tiene la intención de renovar o continuar, puede no avisar con 15 días y dar por terminada unilateralmente su vinculación laboral con la empresa.