Máster del universo

Los jóvenes hoy en día en el país, estamos sobrecualificados formativamente para la mayoría de puestos que desempeñamos. Podemos encontrarnos a personas que sin sobrepasar los 30 tienen una o dos carreras, y mínimo un máster, sin contar con que somos la generación Erasmus… hemos tenido la oportunidad de marcharnos a estudiar fuera durante una temporada, o de estar un par de años en Inglaterra una vez finalizados los estudios… para perfeccionar el inglés, con el propósito de regresar a nuestra tierra y que nos rifen en el mercado laboral… LO TENEMOS TODO!! Puessss no, aquí va el primer batacazo; probablemente en el sector en el que nos encontremos, tenemos a miles de personas que siempre nos han inculcado que debemos de estudiar mucho, debemos de estar muy formados para poder afrontar el mercado laboral con éxito, pero cuando ya todos lo tenemos todo, las empresas buscan al que destaca.

Esta situación para un joven es un bucle, nos encontramos sobrecualificados para el trabajo que hacemos, nos encontramos con contratos temporales, no trabajamos de lo que hemos estudiado, y menos mal que han subido el S.M.I; esto provoca la fuga del país de personal cualificado, además seguimos formándonos y sobrecualificandonos con la esperanza de que nuestra situación cambie y poder dedicarnos a algo de todo lo que hemos estudiado.

Estamos en una época en la que los jóvenes del país, somos la generación más preparada de la historia del mercado laboral, y están desperdiciando este valioso recurso dejándolo escapar.

Esta situación genera un desajuste en el mercado, ya que estos perfiles están optando a puestos de trabajo donde realmente no se necesita esa formación y para sí mismos genera una frustración.